Saltar al contenido

Cuentos y juegos

Los cuentos y juegos no tienen importancia por sí mismos, tienen la importancia de la interacción. Más adelante hablaremos acerca de cómo pueden ser utilizados de forma motivante y enriquecedora.

A continuación se da una breve idea de qué cuentos pueden ser un punto de partida valioso. Mi consejo es tener un cuento semanal, utilizarlo para contárselo al niño y para que el niño nos lo cuente, y cambiarlo siempre un día de la semana fijado por ambos. Los fines de semana podemos usar cuentos de elección libre.

Hay que tener en cuenta que casi ningún cuento ha de leerse al pie de la letra a estas edades, frecuentemente habrá que contárselo de una forma creativa y divertida. Eso sí, recomiendo que memoricéis cómo lo habéis contado, ¡porque el niño seguro que se acordará y le puede molestar mucho que no se lo cuentes de esa forma que tanto le gustó y que casi se sabe!

Los cuentos siguientes resultan interesantes para trabajar con niños de 2-3 años:

Roldán. Gustavo; “Un ratoncito”; ed. Imaginarium: Cuento con atractivas ilustraciones en el que se narra una conocida canción infantil signada. Para introducir a los cuentos que se cuentan con signos.ººº
Rubio, Antonio; “Luna”, ed. Kalandraka: Cuento sencillísimo con melodía mientras se nombran y señalan los elementos. Puede utilizarse para la primera toma de contacto, mediante la realización de los signos a la vez que se canta/cuenta, con adaptación de ciertos términos.
Leslie, Amanda; “Toc, toc, ¿quién es?”, ed. Combel: De ilustraciones y colores muy adecuados y atractivos, este cuento sencillo y visual puede apasionarles sobre todo en las primeras edades de lenguaje expresivo.
Mariscal, Javier; “Lula, ¿de quién es este bebé?”, ed. RqueR: Un léxico básico y un cuento repetitivo y sencillo para las primeras sesiones. Lula pregunta a cada animal si es suyo el bebé que está perdido.
Jadoul, Émile; “Mi casa”, ed. Edelvives: Divertida y gráfica historia que permite introducir léxico de animales y de prendas de vestir.
“El Hipopótamo. Libros para jugar”, ed. Usborne: El hipopótamo es una figura encajable unida al cuento por una cinta, y hay que encajarla en su lugar en cada página. El pobre hipopótamo necesita lavarse antes de comer… La historia es muy cercana, y los personajes muy atractivos.
Genechten, Guido Van; “El libro de los culitos”, ed. Sm: El control de esfínteres es un tema muy cercano a la edad. Cada animal tiene un culito muy diferente.
Denchfield, Nick; “El pollo Pepe”, ed. Sm: Todo un clásico de la literatura infantil de esta edad. Atractivo y muy visual, trabaja las partes del cuerpo y los conceptos “grande” y “mucho”, entre otros términos.
Genechten, Guido Van; “El libro de las buenas noches”, ed. Sm: Simple y reiterativo, de dibujos muy bonitos y contrastados. Muestra la manera de dormir de diversos animales.
Sanders, Alex; “¿Diga?”, ed. Corimbo: Un oso y un conejito hablan por teléfono. Un cuento simple, y con un tema interesante que da juego para muchas actividades de lenguaje con el teléfono, motivación propia de la edad.
Foreman, Michael; “Hola, mundo”, ed. Kókinos: Con atractivos dibujos en colores pastel y una estructura de secuencia repetida y simple. Sus protagonistas son animales que van uniéndose para ir a ver el mundo.
Carle, Eric; “Papá, por favor, consígueme la luna”, ed. Kókinos: Con solapas para ayudar a la idea de largo, y de alto, y una historia muy interesante que encanta a los niños de esta edad. Y es que papá lo puede todo…
Allen, Jonathan; “¡No despiertes al bebé!. Libro interactivo con sonidos”. Ed. RqueR: Sonidos y elementos móviles y un tema muy cercano: Shhht… cuando el bebé está dormido no se puede hacer ruido. Los sonidos de cada página les enseñan a escuchar.
Faulkner, Keith; “El ratón que comía plátanos”, ed. Timun Mas: Un cuento con una historia apasionante para los niños, con elementos que se mueven, secuencia repetitiva y ¡muchas caídas! Porque es lo que sucede cuando tiramos las cosas al suelo, y no a la basura.
Ballesteros, Xosé; “El pequeño conejo blanco”, ed. Kalandraka: Cuento popular adaptado con historia cíclica y con diferentes estados de ánimo, con ilustraciones además muy atractivas (existe también una edición que incluye pictogramas). El texto debe adaptarse al nivel.
Berner Rotraut, Susanne; “¡Ay, no!”, ed. Anaya: A pesar del reducido tamaño del libro y las poco cuidadas ilustraciones, el formato de la historia ofrece muchas posibilidades de trabajo, previa adaptación.
Heras, Chema; “Cuando a Matías le entraron ganas de hacer pis en la noche de Reyes”, ed. Kalandraka: Cuento para la época navideña. Divertido, y con texto al que hay que realizar pocas adaptaciones y dibujos muy atractivos. Enlaza con el tema de los juguetes, pudiéndolo usarlo como introducción para este fin.
Wilde, Margarte; “¡Beso, beso!, ed. Ekaré: Aunque precisa mayor adaptación en el texto que otros cuentos, el tema (dar un beso a mamá antes de irnos) y la estructura repetitiva y los personajes (animales salvajes) son muy adecuados.
Genechten, Guido Van; “Tito malabarista”, ed. Edelvives: Cuento que les encanta a los 2-3 años, sobre todo si se elabora la cara de Tito y se le pueden pegar narices opcionales, con léxico además sobre otros contenidos del nivel (colores, formas,…).
Holzwarth, Werner; “El topo que quería saber quién se había hecho aquello en su cabeza”, ed. Altea: Un clásico de la literatura infantil, más cercano aún con su nueva edición de elementos móviles. Desde luego, no se puede hacer caca en cualquier sitio, porque luego pasa lo que pasa…
Grejniec, Michael; “¿A qué sabe la luna?”, ed. Kalandraka: Atractivo y conocido cuento, que además enlaza con el tema de los alimentos. Muy buenas ilustraciones y una estructura aditiva que posibilita a los niños seguir sin problemas la historia a través de la incorporación de personajes.
Curtó, Rosa María; “La caja de sorpresas de Nora”, ed. Timun Mas: La caja de sorpresas de Nora está llena de muchas cosas interesantes y cercanas. Pero lo mejor de este cuento es que se pueden ir sacando de una caja real a la vez que se narra el cuento, y utilizar los materiales de la misma en juego libre, propiciando la generalización del léxico.
Jadoul, Émile; “¡Que llega el lobo!”, ed. Edelvives: Los animales van metiéndose en la casa corriendo: ¡Que llega el lobo!. Un cuento que mantiene mucho el interés de los pequeños, de texto e ilustraciones atractivos, y que termina cantando una canción que les encanta: Cumpleaños feliz…

Anuncios
Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: